Consumidores y aparatos electrónicos ecológicos

Hace unos meses leímos un artículo publicado en la revista PC MAGAZINE en español del mes de junio titulado “Gadgets ecológicos”, que ciertamente nos sorprendió. Los autores de este artículo revelan los resultados alarmantes de un estudio sobre el comportamiento de los consumidores a la hora de adquirir aparatos electrónicos.

Como ellos mismos indican en su artículo, se suponía que los consumidores apreciaban los esfuerzos que realizan algunos fabricantes de equipos electrónicos, por ser más amigables con el ambiente. Sin embargo, en la práctica a la hora de comprar, no son precisamente las clasificaciones ecológicas las que privan en la decisión de los consumidores.

Troy Dreier y Erik Rhey autores del artículo escriben:

“La empresa de investigación de productos Retrevo publicó un estudio donde se mostraba que los clientes casi siempre sienten cierta antipatía por los ‘ecológico’ de los aparatos que compran. Un panel independiente entrevistó a mil personas y descubrió que casi 60% de los compradores no sienten culpa cuando no compran un dispositivo ecológico. Además, para 16% de los entrevistados el precio es más importante que las características amigables con el medio ambiente de un producto”.

Estos resultados nos parecen muy preocupantes, pues existe una presión cada vez mayor, para que las compañías realicen sus procesos productivos de manera amigable con el ambiente y desarrollen productos que sean ecológicos, con ese fin se crearon una serie de clasificaciones ecológicas, que ayudan a determinar cuan verde es un producto o una empresa. Cuando algunos fabricantes están tomando conciencia ambientalista, resulta según el estudio, que el consumidor es indiferente a este esfuerzo y hasta le resulta antipático.

El estudio revela aún más cosas:

“El estudio descubrió también que, aun cuando 80% de los encuestados dijeron que confiaban en la clasificación Energy Star de la EPA, sólo 36% de las personas menores de 25 años utilizan esta clasificación para tomar una decisión de compra. Los consumidores adultos (los mayores de 25 años) prestan más atención, y 55% afirmó que utiliza las clasificaciones. Y cuando sus aparatos electrónicos se descomponen sin remedio, sólo 21% asevera que los desecha de la manera correcta”.

El artículo termina con la siguiente frase:

“Precio mata ecología, ni hablar”.

Si nosotros como consumidores no vetamos los productos electrónicos poco o nada amigables con el ambiente, dándole prioridad de compra sólo a los aparatos que cumplan con las normas ecológicas, estaremos perjudicando el ambiente y los esfuerzos de muchos, que durante un largo tiempo han luchado para que los fabricantes desarrollen tecnologías más limpias.

Fuente: PC MAGAZINE en español (Junio 2010, pag. 18), Gadgets ecológicos, Troy Dreier y Erik Rhey 

Esta entrada fue publicada en Compras, Electrónicos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario